Nacen los primeros primates clonados con la técnica de la oveja Dolly

Un equipo de científicos chinos ha anunciado un nuevo hito al mundo: han clonado con éxito primates utilizando la transferencia nuclear de células somáticas, la misma técnica de clonación que nos dio el primer mamífero clonado, la entrañable oveja Dolly, en el año 1996.

Sus nombres son Zhong Zhong y Hua Hua y, eso sí, son clones de los mismos fibroblastos fetales de macaco, no de una célula adulta. Nacieron hace 8 y 6 semanas respectivamente. Son dos macacos de cola larga genéticamente idénticos, nacidos en el Instituto de Neurociencia de la Academia China de Ciencias en Shanghai.

Sin embargo, no son los primeros primates en ser clonados, ese honor va para Tetra, un mono rhesus clonado en 1999 en Oregón utilizando el método de división de embriones. Esta técnica de clonación es más fácil de lograr, pero tiene limitaciones que no son soportadas por la transferencia nuclear de células somáticas.

Los científicos consiguieron modificar la técnica avanzada de transferencia nuclear de células somáticas para finalmente trabajar en primates, pero el camino no fue fácil. “Probamos varios métodos diferentes, pero solo uno funcionó. Hubo muchos errores antes de encontrar una forma de clonar con éxito un mono”, comentó Qiang Sun, líder del trabajo.

La división de embriones es exactamente lo que parece, y es el mismo proceso que produce gemelos idénticos en el útero, aunque artificialmente. Es una técnica que a menudo se usa para la reproducción asistida en el ganado de las granjas. Sin embargo, como mucho, solo es posible producir cuatro hermanos genéticamente idénticos, cuatrillizos.

Por el contrario, para crear un clon usando la transferencia nuclear de células somáticas, se debe reemplazar el núcleo de un óvulo con el núcleo de una célula somática, que contiene ADN de otro individuo. Descubrieron que la prevención de cambios epigenéticos en el ADN (modificaciones químicas que afectan la forma en que se expresan ciertas secuencias) aumentó las posibilidades de que otros embriones clonados sobrevivieran.

Fue un gran paso, pero aún había problemas que solventar. Si bien los investigadores lograron llevar a término los fetos utilizando células de donantes adultos en los óvulos, los monos bebé solo sobrevivieron durante un corto periodo de tiempo después de nacer.

Depurando la técnica

Finalmente, mejoraron su éxito al usar células extraídas del tejido fetal. Zhong Zhong y Hua Hua fueron clonados usando los mismos fibroblastos fetales, células tomadas del tejido conjuntivo de un feto macaco.

“Hay muchas preguntas sobre la biología de los primates que pueden estudiarse teniendo este modelo adicional”, dijo Sun.

“Puedes producir monos clonados con los mismos antecedentes genéticos, excepto el gen que manipulaste. Esto generará modelos reales no solo para enfermedades cerebrales basadas en genes, sino también para el cáncer, el sistema inmune o los trastornos metabólicos, y nos permitirá probar la eficacia de los medicamentos para estas condiciones antes del uso clínico “.

El uso experimental de primates es controvertido en muchas partes del mundo. Está regulado en la UE, donde solo está permitido si no hay otros métodos disponibles, y está prohibido en distintos grados en algunas regiones. Sin embargo, debido a su proximidad genética con los humanos, su inteligencia y su dinámica social, los primates no humanos se consideran vitales para la investigación biomédica.

Los científicos continuarán evaluando de cerca Zhong Zhong y Hua Hua en su desarrollo mental como físico. Por el momento, ambos prosperan y están creciendo a un ritmo saludable y se espera que nazcan más clones de macacos en los próximos meses.

Referencia: Cloning of Macaque Monkeys by Somatic Cell Nuclear Transfer. Zhen Liu, Yijun Cai,Yan Wang, Yanhong Nie, Chenchen Zhang, Yuting Xu, Xiaotong Zhang, Yong Lu, Zhanyang Wang, Muming Poo. Cell Press 2018 DOI: http://dx.doi.org/10.1016/j.cell.2018.01.020

Crédito imagen: Qiang Sun and Mu-ming Poo/Chinese Academy of Sciences

Descubren el fósil de ‘Homo sapiens’ más antiguo de la historia en Israel

Una mandíbula hallada en Tierra Santa reescribe la prehistoria. La salida de África de los humanos modernos se adelanta 50.000 años con este hallazgo.

Un gran equipo internacional de científicos, liderado por la Universidad de Tel Aviv (Israel), ha descubierto en la cueva de Misliya en Israel, el fósil humano más antiguo: un fragmento de mandíbula superior junto a varios dientes que pertenecieron a uno de los primeros Homo sapiens que partieron de África. Según los tres métodos independientes de datación empleados, el fósil tiene una antigüedad de entre 200.000 y 175.000 años, lo que sugiere que los humanos modernos abandonaron el continente al menos 50.000 años antes de lo que se pensaba.

“Misliya es un descubrimiento emocionante”, comenta Rolf Quam, profesor de antropología de la Universidad de Binghamton y coautor del estudio. “Proporciona la evidencia más clara hasta el momento de que nuestros antepasados emigraron de África mucho antes de lo que creíamos. También significa que los humanos modernos se encontraron e interactuaron durante un período de tiempo más largo con otros grupos humanos arcaicos, brindando más oportunidades para la cultura e intercambios biológicos “.

La cueva de Misliya en Israel es uno de los yacimientos prehistóricos localizados en el monte Carmelo y, gracias a diversas técnicas de datación -independientes- aplicadas a materiales arqueológicos y al propio fósil, los científicos han resuelto que la mandíbula tiene entre 175.000 y 200.000 años de antigüedad, lo que hace retroceder la migración humana moderna fuera de África al menos 50.000 años.

“Si bien todos los detalles anatómicos en el fósil Misliya son totalmente consistentes con los humanos modernos, algunas características también se encuentran en los neandertales y otros grupos humanos. Uno de los desafíos en este estudio fue identificar las características en Misliya que se encuentran solo en los humanos modernos. Estas son las características que proporcionan la señal más clara de qué especie representa el fósil Misliya”, aclara Quam.

La evidencia arqueológica revela que los habitantes de la cueva Misliya eran hábiles cazadores de especies de caza mayor, controlaban la producción de fuego y utilizaban un conjunto de herramientas de piedra del Paleolítico Medio Temprano, similar al encontrado con los primeros humanos modernos en África.

El momento y las rutas de la migración humana moderna fuera de África son temas clave para comprender la evolución de nuestra propia especie, donde la región del Medio Oriente representa un importante corredor para las migraciones de homínidos durante el Pleistoceno y ha sido ocupada en diferentes momentos de la historia tanto por humanos modernos como por neandertales.

Este nuevo descubrimiento abre la puerta al reemplazo demográfico o la mezcla genética con poblaciones locales antes de lo que se pensaba, aclaran los autores.

De hecho, la evidencia de Misliya es consistente con los estudios recientes basados en el ADN antiguo para una migración anterior -hace 220.000 años-, de humanos modernos fuera de África. Varios descubrimientos arqueológicos y fósiles recientes en Asia también están retrasando la primera aparición de humanos modernos en la región y, por implicación, la migración fuera de África.

Referencia: Israel Hershkovitz, Gerhard W. Weber, Rolf Quam, Mathieu Duval, Rainer Grün, Leslie Kinsley, Avner Ayalon, Miryam Bar-Matthews, Helene Valladas, Norbert Mercier, Juan Luis Arsuaga, María Martinón-Torres, José María Bermúdez de Castro, Cinzia Fornai, Laura Martín-Francés, Rachel Sarig, Hila May, Viktoria A. Krenn, Viviane Slon, Laura Rodríguez, Rebeca García, Carlos Lorenzo, Jose Miguel Carretero, Amos Frumkin, Ruth Shahack-Gross, Daniella E. Bar-Yosef Mayer, Yaming Cui, Xinzhi Wu, Natan Peled, Iris Groman-Yaroslavski, Lior Weissbrod, Reuven Yeshurun, Alexander Tsatskin, Yossi Zaidner, Mina Weinstein-Evron. The earliest modern humans outside Africa. Science, 26 Jan 2018 456-459 DOI: 10.1126/science.aap8369

Expo Boda & XV Años 2018 Coatzacoalcos Del Lic. Martin Gabriel Azcarate

El pasado domingo, en el Jardín y Salón de Eventos LA CASCADA fue sede de una convención en la que participaron cerca de 30 expositores cuyos servicios están especializados para la celebración de Bodas y XV Años desde las 14:00 estuvo abierto a todo el público de Coatzacoalcos y la región sur de Veracruz.

La organización de este magno evento fue a cargo del Lic. Martin Gabriel Azcarate quien año tras año ha dejado todo para que este a la perfección, sin duda este año hubo una gran diversidad de expositores quienes en conjunto lograron cubrir todo aspecto necesario para una celebración.

Estos fueron algunos de los expositores

#Comparte #Síguenos #HechoEnCoatza

🌹 Sabes De Algún Caso Así? Envíanos Tu Vídeo lo , Lo Publicamos!! #VIRALES

Si Deseas Leer Mejor Este Numero Dale Click:
https://joom.ag/RlRW

Revisa Los Anteriores Números De La Revista:
http://www.issuu.com/hechoencoatza

Visita nuestras redes sociales:

Facebook.Com/HechoEnCoatza
Facebook.Com/HechaEnCoatza
Twitter.com/HechoEnCoatza
HechoEnCoatza.Com

La piedra extraterrestre que provino del exterior del Sistema Solar

Encontrada en 2013 en Egipto, está compuesta de fragmentos que se formaron antes incluso del nacimiento de nuestra estrella.

En 2013, los científicos anunciaron que un fragmento de roca encontrado en el sudoeste de Egipto, definitivamente, no era de la Tierra. Para el año 2015, otros equipos de investigación habían anunciado que la piedra “Hipatia” no formaba parte de ningún tipo conocido de meteorito.

Sin embargo, si este pedazo de roca no era de la Tierra, ¿cuál era su origen? ¿Podrían los minerales en él proporcionar pistas sobre su origen?

Ahora, los análisis minerales realizados por un equipo de investigación de la Universidad de Johannesburgo han proporcionado respuestas inquietantes sobre el material del que se formó nuestro Sistema Solar.

Para comprender la estructura de la roca Hipatia, llamada así por célebre matemática y filósofa de Alejandría, los investigadores han recreado la siguiente metáfora:

“Podemos pensar en la masa mal mezclada de un pastel de frutas, que representa la mayor parte del fragmento; lo que llamamos ‘matrices’ mixtas, en términos geológicos. Las cerezas y nueces en el pastel representan los granos minerales que se encuentran en inclusiones de Hipatia. La harina que espolvorea las grietas de la torta representa los ‘materiales secundarios’ que encontramos en las fracturas de Hipatia, que pertenecen a la Tierra”, dice.

La roca extraterrestre original que cayó a la Tierra debe haber tenido al menos varios metros de diámetro, pero se desintegró en pequeños fragmentos de los cuales Hipatia es uno de ellos.

La matriz mineral de Hipatia no se parece en nada a la de los meteoritos conocidos.

Pero la matriz mineral de Hipatia (representada por la masa de la torta de frutas), no se parece en nada a la de los meteoritos conocidos, las rocas que caen del espacio a la Tierra de vez en cuando.

“Si fuera posible moler todo el planeta Tierra para que se convirtiera en polvo en un mortero enorme, esperaríamos ver una pequeña cantidad de carbono y una buena cantidad de silicio. Pero la matriz de Hipatia tiene una cantidad masiva de carbono y una cantidad inusualmente pequeña de silicio”, explican los investigadores.

Fragmentos de la piedra Hipatia
Fragmentos de la piedra Hipatia, recogida en el sudoeste de Egipto en el desierto de Libia./Dr. Mario di Martino. INAF, Osservatorio Astrofísico di Torino.

Pero lo que es más inusual aún es que la matriz contiene una gran cantidad de compuestos de carbono muy específicos, llamados hidrocarburos poliaromáticos, un componente principal del polvo interestelar, que existía incluso antes de que se formara nuestro Sistema Solar.

El polvo interestelar también se encuentra en cometas y meteoritos.

Elementos químicos en formas inesperadas
Cuando el investigador Georgy Belyanin analizó los granos minerales en las inclusiones en Hipatia, (representados por las nueces y las cerezas de un pastel de frutas), apareció una cantidad de los elementos químicos más sorprendentes.

Una composición mineral nunca antes observada en la Tierra o en meteoritos.

“El aluminio se presenta en forma metálica pura, por sí solo, no en un compuesto químico con otros elementos. Esta ocurrencia es extremadamente rara en la Tierra y el resto de nuestro Sistema Solar, por lo que se conoce en la ciencia”, explica.

“También encontramos fosfatos de yodo de plata y carburo de silicio, nuevamente en formas inesperadas. Estos granos son los primeros que se encuentran tal y como están sin tener que disolver primero la roca circundante con ácido”, añade Belyanin.

“Además, hay granos de un compuesto que consiste principalmente en níquel y fósforo, con muy poco hierro, una composición mineral nunca antes observada en la Tierra o en meteoritos”, agrega.

Lo que sí saben los investigadores es que Hipatia se formó en un ambiente frío, probablemente a temperaturas inferiores a la del nitrógeno líquido en la Tierra (-196 grados centígrados).

En nuestro Sistema Solar habría estado mucho más alejado que el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter, de donde proviene la mayoría de los meteoritos.

Los cometas provienen principalmente del cinturón de Kuiper, más allá de la órbita de Neptuno y unas 40 veces más lejos del Sol que nosotros.

Algunos provienen de la nube de Oort, incluso más lejos. Sabemos muy poco acerca de las composiciones químicas de los objetos espaciales están ahí. Nuestra próxima pregunta profundizará en el origen de Hipatia”, afirma el investigador principal del estudio, el Dr. Jan Kramers.

Referencias: Georgy A. Belyanin et al, Petrography of the carbonaceous, diamond-bearing stone “Hypatia” from southwest Egypt: A contribution to the debate on its origin, Geochimica et Cosmochimica Acta (2017). DOI: 10.1016/j.gca.2017.12.020

Fuente: MuyInteresante

Guillermo del Toro da un emotivo discurso al ganar el Golden como Mejor Director

El cineasta logró poner de pie no sólo a muchos mexicanos en sus casas, sino a los presentes en el Beverly Hilton de Los Ángeles por sus palabras.

Lo hizo Alfonso Cuarón, en 2014, por Gravity. Lo consiguió Alejandro G. Iñárritu, en 2016, por el The Revenant , y empezando este 2018 fue Guillermo del Toro quien se quedó con el Globo de Oro a Mejor Director por The Shape of Water.

Esa carta de amor a la cinematografía, como describe a su nueva película, que en español se llama La Forma del Agua, llegó a la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood, y ésta entendió el mensaje.

Así fue como en el hotel Beverly Hilton se le entregó el reconocimiento al último de “Los Tres Amigos”, como se le conoce a ese trío cinematográfico que tantas felicidades le han dado a México.

“Desde niño he sido fiel a los monstruos. Me han salvado y absuelto, porque creo que los monstruos son los santos patrones de nuestras imperfecciones y nos permiten la posibilidad de fallar y seguir adelante. Durante años he elaborado historias de color, luces y sombras y en muchas instancias, en tres ocasiones especiales, estas historias me han salvado la vida”, agradeció el tapatío.

En su mensaje, el que agradeció especialmente a las mujeres de su elenco, encabezadas por Sally Hawkins y Octavia Spencer y habló de las dificultados de los directores por levantar proyectos.
“Como directores, estas cosas no se crean sólo en la filmografías; nosotros hacemos un pacto con un demonio al que damos nuestra vida por un registro fílmico”.

Y por si fuera poco, se plantó ante Hollywood. La música que marca el final de los discursos sonaba cuando Del Toro aún no había concluido su mensaje, pero el director la frenó: “Paren la música. Me ha tomado 25 años. Denme un minuto”, dijo. y en ese momento muchos se pusieron de pie para aplaudirle.

Sin duda es todo un orgullo para los mexicanos.